Cómo quitar las manchas de la alfombra - regina paper for peopleCómo quitar las manchas de la alfombra - regina paper for people
 
Productos domesticos > Regina Blitz > Ideas para

Cómo quitar las manchas de la alfombra

Tempo di lettura - Regina Paper for People Tiempo de lectura: 2 min

Un mueble que se encuentra entre los más indispensables, una alfombra cuidadosamente elegida es capaz de mejorar, calentar y armonizar cada habitación del hogar. Sim embargo, desafortunadamente tiene un defecto colosal: si no se trata adecuadamente, se convertirá en un criadero de pelo de animales, humedad, polvo, ácaros y polillas.

Por lo tanto, es necesario llevar a cabo el mantenimiento diario con la aspiradora.

Cómo quitar las manchas de la alfombra - regina paper for people

En presencia de manchas, el tipo de tratamiento depende, en primer lugar, del tejido con el que se produce la alfombra. 

Si tu alfombra es de algodón, es suficiente con lavar la zona y dejar secar al sol. Para las de plástico, usaremos el blanqueador diluido, que se deja en contacto con la alfombra durante unos minutos y elimina la mayoría de las manchas, incluso las del moho; después es necesario enjuagar.

Por otro lado, si la alfombra es una pieza antigua o valiosa, es aconsejable contar con tintorerías especializadas para un lavado con detergentes específicos. Para una alfombra de lana o fibras sintéticas, tendremos que analizar primero el tipo de mancha.

Estos son algunos de los más frecuentes:
Cómo quitar las manchas de la alfombra - regina paper for people
  • Café o vino: te recomendamos darle con glicerina líquida.
    No le des directamente. Vierte primero la glicerina sobre un papel absorbente para no darle directamente. Luego frota suavemente  la zona manchada con otras hojas de papel empapado en agua tibia y unas gotas de amoníaco. 
  • Grasa:
    Cubra la mancha con talco y cepille con cuidado hasta que se elimine por completo y luego frote el halo restante con  papel hogar empapado en tricloroetileno (¡tenga mucho cuidado!).
  • Cera:
    Espere a que solidifique, luego raspe con un cuchillo pequeño y finalmente retire los últimos restos con un papel de horno, pasando rápidamente la plancha caliente.