Juega-en-familiaJuega-en-familia
 
Hogar > Familia

¡Juega en familia!

Tempo di lettura - Regina Paper for People Tiempo de lectura: 3 min

El juego es la actividad para los niños que por excelencia se utilizar para probar y descubrir todo lo que los rodea. Incluso desde los primeros días de vida, cuando los bebés se exploran los pies metiéndoselos en la boca.

Hasta los 3 años de vida los niños acostumbran a jugar solos. Jugar con otros niños o adultos viene más tarde ya que en los primeros años de vida no existe la interacción. Puede parecer que dos niños estén jugando juntos pero en realidad es el llamado “juego paralelo”, que es simplemente estar haciendo cosas cerca. 

Ya desde la guardería, la interacción comienza a desarrollarse gracias a la creciente autonomía y la elección de los juegos, que cada vez son más estructurados. Jugar juntos, como grupo, es una etapa fundamental del desarrollo de los niños porque les permite hacer amigos e interiorizar, pensar y respetar una serie de reglas sociales. 

Para los niños más pequeños, los juegos de ficción son muy importantes porque les permite descubrir y trabajar las emociones. Por lo general, estos son momentos en los que a los niños les encanta vivir solos. Sin embargo, a menudo una interacción con los padres es fundamental. Es bueno estar cerca de ellos, sin intervenir o bloquear el juego. 

Lo físico es también fundamental. Perseguir, jugar al escondite o liberar energías representa un momento importante de “despresurización” de los niños. 

¿Está en casa?
Hace unos meses se llevó a cabo una serie de conferencias, promovidas por la Fundación Movimiento Bambino, sobre la importancia del juego en la construcción de la relación entre padres e hijos, así como el valor del juego como vehículo para el crecimiento del niño. Según la escritora Maria Rita Parsi, el crecimiento es imposible si no juegas. En la relación padre-hijo es obligatorio entender que se va a expandir a un tercer elemento, que son los objetos, que actuarán como estímulo para el niño, haciendo crecer su creatividad de manera natural. 

Queremos citar también una parte del decálogo de Giovanni Bollea, padre de la neuropsiquiatría infantil moderna, en el que destaca cómo el juego fortalece los vínculos familiares: 

· Dale menos. Tiene demasiado, y no ayuda. El consumismo hace desaparecer el deseo y abre la puerta al aburrimiento.

· Lo que importa es la intensidad, no la cantidad de tiempo que se pasas con los niños.

· Los primeros veinte minutos al regresar a casa del trabajo son esenciales. Deben estar dedicados a conversar y mimar. 

· Los juegos más educativos son aquellos que pasan por la imaginación de la madre y las manos del padre. 

La creatividad juega un papel fundamental, pero en nuestra sociedad se vuelve más complicado aplicarla. En nuestra página proponemos hacer cosas nuevas creativas con los más pequeños, como crear confeti casero. 

Cada 28 de mayo celebramos el Día Mundial de los Juegos. Y es que el derecho a jugar está consagrado en la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño.